ROTOTOM SUNSPLASH FESTIVAL: ABIERTO A LAS FAMILIAS

Tras el verano, os proponemos algunos planes en familia para disfrutar de las vacaciones estivales acordes a una crianza respetuosa y vivencial.

Cada mes de agosto tiene lugar en Benicàssim (Castellón) el Rototom Sunsplash Festival, el festival de música Reggae más grande del mundo. Después de cambiar su ubicación en 2009 de Italia a España, y de haberse celebrado en Castellón desde entonces, cumplirá 25 ediciones el próximo 2018. Más allá de la música, representa un espacio donde la promoción de la paz, la igualdad, los derechos humanos, la justicia social y la concienciación medioambiental están verdaderamente presentes. Y es un espacio totalmente abierto a las familias.

Se pueden encontrar referencias al Rototom en muchos post dedicados a los festivales familiares, y no es para menos. En boca de familias asistentes ya veteranas (con hijos adolescentes), “es el mejor para ir con niños”. Cierto es que todo se puede mejorar (parece que cuando somos padres nos volvemos un poco más exigentes…o ¿será la edad?), y no hay que perder de vista que hablamos de un macrofestival musical. Aún así, hay determinados espacios, tanto en la zona de acampada familiar como en el recinto del festival, que ya querríamos para poder disfrutar en familia en muchas de nuestras ciudades.

EL ARENERO: PUNTO DE ENCUENTRO MATINAL

En la zona de acampada para familias (de acceso restringido) hay ubicado un espacio maravilloso donde los niños pueden jugar a sus anchas y entrar en contacto con niños de todo el mundo (no olvidemos que el Rototom atrae a familias de todas partes). Un espacio amplio, con arena de verdad (de verdad), a la sombra, donde se genera una tribu improvisada dispuesta a echarte una mano con los niños si tienes que ir un momento a por cualquier cosa. Un recurso excelente durante las mañanas, si tenemos en cuenta que la actividad en el recinto empieza a las 13h, y todos sabemos que las criaturas no perdonan las mañanas.

LOS VECINOS DE LA ZONA DE ACAMPADA

“Voy a ver si tenemos vecinos”. Traducción: “¿Habrá niños en la tienda de al lado?”, “¿Serán de mi edad?”, “¿Querrán jugar conmigo”? La zona de acampada no es de lujo, hay que ser sinceros, y las tiendas están bastante cerca entre ellas. El lado positivo es que cualquier actividad comporta comunicarse con el de al lado, compartir, respetar. En la zona de acampada se establecen vínculos extraordinarios entre familias.

MAGICOMUNDO: UN RINCÓN PRIVILEGIADO EN EL RECINTO

Lo mejor de MagicoMundo es…¡TODO! Es un área dedicada exclusivamente a los más pequeños. Está organizada en zonas (Agua, Tierra, Mundoalidades, Imaginarium, Sueña, Reconecta), y su finalidad no es solo que los niños se entretengan. Busca también acercar a las familias a otras miradas sobre la educación. El ambiente y la distribución de MagicoMundo están en concordancia con principios de la educación vivencial.

MagicoMundo trabaja en colaboración con otras áreas (como Rototom Circus) para determinadas actividades. El colofón de esta pasada edición a las actividades infantiles fue un desfile con batucada, máscaras africanas e instrumentos hechos con materiales reutilizados, producto de MagicoMundo, que acabó en un concierto de The Penguins, Reggae per Xics.

Para acabar, algunos consejos prácticos que pueden hacer más agradable vuestra experiencia Rototom con niños:

  • Es útil llevar algún sistema de transporte para los niños (silla de paseo o, mejor aún, un carro de mano plegable). El recinto cae algo lejos de la zona de acampada y se agradece poder transportar a los pequeños de forma cómoda.
  • La zona de aparcamiento está muy lejos de la de acampada, y no se puede acceder con coche ni para descargar. Así que, de nuevo, un sistema de transporte (carro plegable, etc.) puede hacer la instalación del primer día más llevadera.
  • Dentro del recinto venden cascos de protección para los oídos de los pequeños. Si ya los traéis de casa, mejor que mejor. Pueden ser muy útiles para poder disfrutar de algunos conciertos en familia.
  • Existe la posibilidad de reservar parcelas por anticipado cuando se compra el bono para los 8 días que dura el festival. Aunque no hay excesivo problema de espacio en la zona familiar, estas parcelas reservadas tienen muchas ventajas: están cerca del arenero, del punto de acceso al camping, y de las zonas comunitarias de baño y cocina. En definitiva, en la mejor ubicación de la zona de familias. Y con niños, unos metros de más caminando sí marcan la diferencia.

Es difícil plasmar aquí todas las sensaciones positivas resultantes de participar de esa gran comunidad que es el Rototom. Mejor echar un vistazo al vasto material multimedia de su página web. Y otro dato interesante: algunas familias se trasladan desde Benicàssim, acabado el festival, a Ugena (Toledo). ¿Para qué? Para el FACE. De este otro festival hablamos en otro post.

¡¡¡RO-TO-TOOOOOOM!!!

Post facilitado por Esther Russo, miembro de la Asociación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *