Mercedes Montalván

Tras unas merecidas vacaciones, volvemos a la carga con más fuerza que nunca y con una entrevista más que inspiradora. Hoy le toca el turno a Mercedes, mamá de Juan, de 4 años, y Julio, de 5 meses. Mercedes es nutricionista de profesión pero sobre todo es la maestra DIY de los materiales Montessori en Lorca 😀

¿Cómo conociste la metodología Montessori?
Cuando nació mi hijo Juan fue cuando empecé a plantearme muchas cosas sobre educación que antes no había hecho, y a sentir cómo muchas de las pautas usadas con los niños me producían cierta angustia (recuerdo perfectamente cómo me angustiaba pensar que a los 6 meses lo “normal” era sacar a los niños de la habitación de los padres). Como todas las decisiones que tomo en mi vida, me gusta darme un tiempo de búsqueda de información y reflexión, y fue así como empezó una revolución en el proyecto más importante de mi vida: la crianza-educación de mi(s) hijo(s). En ese proceso descubrí que había mucha investigación al respecto, una forma de “entender” a los niños (totalmente evidenciada) que no chocaba con mi instinto. Fue así como conocí el trabajo de María Montessori y empecé a indagar sobre él.

¿Tienes alguna formación sobre Montessori?
Formación reglada no, únicamente algún curso de iniciación. La formación que tengo es autodidacta, de lectura extensa a través de recursos de la web y varios libros al respecto.

¿Qué esperas del método?
Más que como un método cerrado en sí, me gusta tratarlo desde la perspectiva de una filosofía, resaltando de ella su base de interdependencia entre la neurología, las ciencias, las artes y la pedagogía. En la filosofía Montessori se permite a los niños experimentar la emoción de aprender por su propia elección y según la observación de María Montessori es más fácil para un niño aprender una habilidad especial durante el correspondiente “período sensible” que en cualquier otro momento de la vida, lo que permite al niño adquirir las habilidades de forma natural, sin monotonía, sin aburrimiento o sin desaliento.

Espero que mi hijo siga sin perder esa motivación innata por explorar y aprender.
img_20150512_181721

En cuanto a la autonomía no espero más que lo que ya puedo constatar con mi hijo. No se requieren directrices ni métodos de conducta para criar niños autónomos, únicamente se necesita sentido común y respetar el derecho de los niños a formar parte de la vida familiar como un ser más que son, y practicar de su autonomía para poder adquirirla.

Un ejemplo muy sencillo y claro de esto es permitirles comer solos desde el principio de su aprendizaje, lo que conlleva por supuesto ensuciarse, y mucho, como conlleva caerse para aprender a andar. En este sentido yo he podido comprobar como mi hijo ha comido solo desde bien chiquitito y sorprendía ver cómo se echaba agua desde una jarra o una botella a su vaso. Para ello no hay más secreto que respetar sus intereses, y cuando un niño juega a trasvasar no quiere ser travieso, quiere APRENDER Y SER AUTÓNOMO.

¿Cómo integras Montessori en tu casa?
Pues en el día a día teniendo en cuenta las necesidades de nuestros hijos al mismo nivel que las nuestras de adultos.

Desde mi humilde opinión te diría que el cambio más necesario e importante que se ha producido no ha sido a nivel material o tangible, sino a nivel personal. Un cambio en la forma de ver y observar al niño, ser capaz de confiar en sus posibilidades y dar un paso al lado para aprender de él y con él.

Ese cambio no llega de forma inmediata ni de la mano de un manual de instrucciones, ese cambio llega de la búsqueda de respuestas a muchas inquietudes, de lectura de literatura de varias vertientes y lo más importante, de una motivación interna que me lleva a la reflexión.

Como he dicho antes, es la maternidad la que abre esa caja de dudas, que se me han ido despejando al reafirmarme en una forma de acompañar a nuestros hijos que me aporta seguridad y confianza. He de decir que este cambio nace del interior de uno mismo, pero que no es fácil y requiere de trabajo interno casi diario, ya que el ritmo de vida que llevamos y la costumbre adquirida de cómo tratar a los niños complican muchas veces la fluidez de las relaciones con nuestros hijos.

Ahora bien, en cuanto a cambios tangibles, pues creo que el primer cambio fue dejar las estanterías del comedor para los juguetes de Juan, y a su vez disponer utensilios de cocina y alimentación a su alcance en la cocina. Le hemos permitido siempre manipular utensilios reales cuando ha mostrado curiosidad.

En su habitación la cama tiene una altura adaptada a su tamaño mediante unas patas que medirán 2-3 cm. Y la más reciente adaptación ha sido quitar la mesa del comedor para convertir ese espacio en una zona donde poder estar los niños conviviendo con nosotros en un AMBIENTE PREPARADO PARA TODOS.

Me gustaría señalar que estos cambios no los considero únicamente Montessori, sino más bien necesarios para que el día a día de la familia sea lo más productivo posible.

¿Qué materiales usas? ¿Los has hecho tú?
Tengo materiales hechos por mí y materiales comprados. Concretamente de Montessori tengo algunos materiales comprados, los que realmente me resultan difícil de realizar de forma casera o aquellos que me han seducido: cilindros con botón y sólidos geométricos.

Los realizados por mí son las letras y números rugosos, cilindros de sonido, un bastidor (con cordones, botones, corchetes y demás), alguna caja de permanencia…

A parte de materiales Montessori hacemos muchos otros materiales, con ideas extraídas de la infinidad de información que hay en internet y también inventados. Según veo a mi hijo interesarse por algo, empiezo a indagar sobre cómo poner a su alcance formas de experimentación relacionadas y de ahí surge la necesidad de elaborar los materiales. Ahora con su edad de 4 años, es él quien propone posibles materiales e incluso innova a su manera.

Me encanta esa, a priori inagotable, llama de ilusión por conocer. Siento que tengo y tenemos (léase docentes y demás familia) la responsabilidad y el deber de cuidar y avivar esa llama para que no apague y siga vibrando de forma natural, tan importante en la formación de la personalidad y autoestima de nuestros niños.

¿Qué te gustaría que hubiera en Lorca relacionado con Montessori?
Muy fácil: me gustaría una escuela pública donde se usara una metodología basada en el respeto del ritmo del niño.

Parece que las “nuevas metodologías” tipo Montessori son una moda, pero realmente esta información ha estado disponible desde hace décadas, lo que me lleva a pensar que lo está pasando ahora son los gritos de necesidad de un cambio y actualización en la Educación.

De hecho creo que el cambio está empezando, y desde aquí quiero agradecer a todos esos docentes que no se conforman y escuchan sus inquietudes, indagando y mejorando, con el respeto y la motivación del niño por bandera

Un placer haberte podido entrevistar y que podamos compartir toda tu experiencia.
Darte las GRACIAS por hacer esto posible y por meterme el chute de energía que necesitaba 😉

foto-perfil-mercedes

“Espero que mi hijo siga sin perder esa motivación innata por explorar y aprender”

Mercedes

2 pensamientos en “Mercedes Montalván

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *