Delia Martínez

Delia, de 35 años, es la mamá de Pedro, de 16 meses de edad. Pedro nació con una trisomía del cromosoma 21 (síndrome de Down) con lo que el Método Montessori cobra un especial significado para él. Delia es Técnico Sanitario en Anatomía Patológica y Citología, aunque no ejerce en ello. Actualmente trabaja como comercial en distintos sectores. Aunque, como ella bien dice, “desde que nació mi peque tengo claro que el trabajo de mi vida es SER MAMÁ.”

¿Cómo conociste la metodología Montessori?
Pues de casualidad, por internet, viendo como decorar habitaciones para mi bebé cuando estaba embarazada. Me topé con un artículo de una estudiante de magisterio, que hablaba sobre el ambiente preparado de Montessori y la importancia de los 3 primeros años de vida. Era un post corto, pero intenso… ¡Y me enganchó! Empecé a buscar información sobre Montessori y así conocí el trabajo de María, una mujer que sigue cambiando las vidas de quienes van descubriendo su legado.

¿Tienes alguna formación sobre Montessori?
No, todo lo que sé, que es bastante poco, lo he aprendido de libros que he comprado o he encontrado en la red. Sigo muchos blogs de internet sobre la metodología. También otros de disciplina positiva y otras temáticas afines al método.

¿Qué esperas del método?
Que me sirva de herramienta para que mi pequeño pueda tener un mejor entendimiento del mundo, sin que le acarree un sobresfuerzo que le haga no querer aprender más. Estoy cansada de ver como mis sobrinos se pierden la infancia entre montañas de deberes y con los exámenes.

María Montessori venía a decir que las manos son el mejor instrumento de aprendizaje del niño. Así el niño puede aprender a través de vivencias propias, vivencias que se quedan grabadas en cuerpo y mente como si de un libro se tratase… Vivencias que pueden desarrollar todos los niños que se mueven en libertad, independientemente de su desarrollo cognitivo.

Hace unos días leí un artículo sobre una entrevista a Celine Hameury, una de las mejores guías Montessori que tenemos en España. Me gustó especialmente una parte de la entrevista en la que hablaba de tener niños con necesidades especiales en el aula, ya que es el niño el que marca su ritmo. Hay muy poca información sobre este tema en la red, así que me gustaría mucho poder hablar un día de esto con ella, ya que me afecta directamente, pues mi pequeño nació con Trisomía del Cromosoma 21.

Si queréis echarle un ojo a la entrevista podéis pinchar aquí

¿Cómo integras Montessori en tu casa?
El orden, las rutinas, no interrumpirlo cuando veo que está concentrado (aunque sea golpeando un objeto contra la alfombra, para conocer su sonido), etc.

¿Qué materiales usas? ¿Los has hecho tú?
Le hicimos un panel sensorial, un par de cestos de los tesoros que vamos cambiando cada “x” tiempo porque se aburre con facilidad. Le damos a probar objetos de diferentes texturas; nos gusta llevarlo descalzo, pues está demostrado que los pies de los bebés tienen la misma sensibilidad que las manos, por eso siempre quieren ir descalzos.

Le hice una caja de permanencia, con una caja de regalo pequeña y una pelota, pero aún no sabe utilizarla.

Le hicimos un arenero y una mesa de luz también, que le encantan.

Tiene algunos juguetes de madera que le gusta golpear y ver como suenan. Ahora estamos en esa fase.

Por lo demás, nos limitamos a dejarlo que experimente con lo que va encontrando a su alrededor.

¿Has adaptado tu casa? ¿Cómo?
Le adaptamos el dormitorio, con su cama al suelo, un espejo al lado de su alfombra de juego y una barra, para que se agarre y fortalezca brazos y piernas al intentar ponerse en pie.

Cuando empiece a andar adaptaremos el baño y la cocina. En el baño hemos pensado adaptarle el bidet como su lavabo, ponerle un mini espejo y un vasito con su cepillo de dientes, un jabón y un peine, para que pueda aprender a asearse y lavarse los dientes. Y en la cocina, le vamos a dejar un armario para sus vasos, platos, cubiertos, y algún tentempié que le apetezca coger.

¿Qué te gustaría que hubiera en Lorca relacionado con Montessori?
EDUCACIÓN PÚBLICA. Y lo pongo en mayúsculas porque tendría que ser de ley que los padres pudiéramos elegir el tipo de educación que queremos que reciban nuestros pequeños. Tengo la esperanza de poder cambiar las cosas. Aquí estamos luchando, ¿no? Jejeje

Gracias Delia por tu implicación y por mostrar tanto amor hacia la metodología. Estamos seguros de que Pedro crecerá en un hogar feliz y lleno de cariño.
Gracias por tu labor como mamá implicada en este proyecto. Estamos haciendo historia en Lorca, ya lo sabes. Gracias por contar conmigo

IMG_1018“El trabajo de mi vida es SER MAMÁ”

Delia

2 pensamientos en “Delia Martínez

  1. He leído el artículo que es super interesante pero al ver la cabecera del mismo Pedro de 16 meses y su mamá Delia de 35 años sino me equivoco coincidimos en el hospital cuando nacieron nuestros bebés yo tuve una niña Lola me gustaría poder tener contacto con Delia para que se conozcan entre ellos y nosotras!!
    Muchas gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *